LDC

En el campo

30 años de historia cafeinada

10.14.2019

El café es la bebida más popular del mundo, con más de dos mil millones de tazas consumidas diariamente. Como el elemento energizante de incontables reuniones y eventos sociales, el café marca el inicio del día de distintas personas en todo el planeta y las acompaña en sus innumerables tareas y actividades, ¡como producir más café, por ejemplo!

Este año, Louis Dreyfus Company celebra 30 años en el negocio del café. Desde nuestro origen único en Brasil, en 1989, hemos crecido hasta convertirnos en una de las cinco principales compañías comercializadoras de café verde, una exportadora multinacional con 19 plantas de procesamiento, almacenamiento y logística globales, y oficinas de originación a lo largo de 12 países.

blog-caffeinated-pg02.jpg

Pero si queremos tener resultados exitosos en el largo plazo y mantener la industria del café floreciente, debemos ser flexibles y adaptarnos continuamente a los cambios.

La preferencia y la demanda por un café sustentable está creciendo rápidamente, en especial entre los denominados millennials en los colosales mercados de América del Norte y Europa Occidental y, al mismo tiempo, los productores de café están enfrentando desafíos cada vez más complejos debido a que el cambio climático amenaza con reducir la superficie de terreno apta para producción y aumentar la propagación de plagas y enfermedades.

"LDC se ha comprometido a promover la producción de un café certificado y verificado, trabajando conjuntamente con los programas de certificación de 4C Association, UTZ, Rainforest Alliance, CAFE Practices y Fairtrade", explica Michael Gelchie, Director de la Plataforma de Café. "Nuestro equipo especializado en sustentabilidad del café asiste a cientos de pequeños productores y estudiantes –más de 32.000 desde 2014– a producir volúmenes superiores a 2,5 millones de bolsas de café certificado y verificado cada año."

Asimismo, reconocemos que la agricultura sustentable se encuentra estrechamente vinculada al bienestar económico de los productores. Aproximadamente 70% del café del mundo es cultivado por pequeños agricultores en regiones tropicales remotas, muchos de los cuales apenas ganan lo suficiente para garantizarse un sustento y no pueden pensar en invertir en una producción sustentable. Para estos pequeños productores vulnerables, la certificación queda fuera de su alcance.

Es por eso que LDC pone la mirada más allá de la certificación, ayudando a los agricultores a través de proyectos e iniciativas locales que tienen por objeto garantizar el futuro de la producción del café, capacitando a productores de baja escala para que apliquen mejores prácticas que puedan ayudarlos a mejorar su subsistencia en el largo plazo, adaptándose a la vez al cambio climático. Ciertamente, nosotros buscamos ayudarlos a obtener las certificaciones, pero con o sin los sellos, queremos que nuestro café sea producido de manera responsable y que los productores que lo cultivan reciban asistencia.

En la última década, agrónomos de LDC han trabajado con cientos de productores de café en todo el mundo, capacitándolos sobre métodos de agricultura sustentable que puedan ponerse en práctica en forma inmediata. Desde la recolección y el secado hasta la ramificación y la poda, y desde el riego hasta la fertilización y la protección del suelo, estas técnicas han ayudado a los agricultores a aumentar la productividad, reducir los costos de producción y, de manera crucial, impulsar sus ingresos. Esto los ha ayudado a permanecer en el negocio del café y a sus familias y comunidades a prosperar, incluyendo un aumento de las inversiones en infraestructura y educación local.

blog-caffeinated-pg03.jpg

Los agricultores a su vez están transmitiendo su conocimiento de técnicas de cultivo sustentable a las generaciones siguientes y, de este modo, protegiendo el suministro de café en el largo plazo. Porque un enfoque verdaderamente sustentable reconoce que ya sea para el suelo o el productor, la regeneración es clave.

Con la mirada puesta en los próximos 30 años, LDC se está desplazando aún más hacia abajo en la cadena de valor, acercándose al número cada vez mayor de consumidores de café en todo el mundo, reconociendo que cuanto más integrada sea nuestra cadena de suministro, más fácil será para nosotros garantizar la entrega de productos sustentables. Ésta es la clave para el futuro del negocio del café.

Nuestros socios también reconocen el potencial de LDC para adoptar un rol más ambicioso dentro de la cadena de valor, a fin de continuar generando impactos sociales y medioambientales positivos. Mario Cerutti, Director de Relaciones Institucionales y Sustentabilidad en Lavazza, sostiene lo siguiente: “Veo un vacío, la necesidad de un actor que se encuentre presente en toda la cadena de suministro y que utilice esa posición para catalizar un cambio positivo. Veo un espacio para LDC en ese sentido”.

Continuando sus esfuerzos por garantizar un futuro sustentable para el negocio del café, LDC se ha resuelto a ayudar a garantizar que los consumidores del café en todo el mundo no sólo puedan seguir disfrutando su bebida favorita, sino que lo hagan sabiendo que fue elaborada y suministrada de manera responsable.

Porque a todos nos gusta una taza de café, pero lo que más nos gusta es una taza de café realmente buena.

blog-caffeinated-pg01.jpg

© 2022 Louis Dreyfus Company