LDC

En el campo

Impulsando las prácticas sustentables en el sector algodonero de Zambia

12.12.2019

La agricultura emplea a más de la mitad de la fuerza laboral de Zambia y, por lo tanto, es clave para aliviar la pobreza en el país. Pero los observadores tienden a estar de acuerdo en que la producción del sector aún está lejos de alcanzar su máximo potencial.

Según el gobierno, el algodón es uno de los cultivos más importantes de Zambia y sigue siendo vital para el crecimiento económico del país. También es una fuente clave de ingresos para 300.000 pequeños agricultores, especialmente en la Provincia Oriental, donde los agricultores han adoptado el cultivo en las últimas décadas.

Estos pequeños productores de algodón generan alrededor de 300 kg por hectárea, que es inferior a la cosecha promedio del sector algodonero. Las lluvias erráticas y los bajos precios del mercado han complicado aún más la situación, empujando a muchos zambianos a buscar trabajo en otros lugares.

«Si queremos proteger nuestro suministro de algodón en Zambia, debemos ayudar a los productores del país a aumentar su productividad e ingresos», menciona Eran Wilson, quien dirige el proyecto de tres años de LDC para impulsar la cosecha local de algodón.

blog-zambia-coffee-pg01.jpg

La planificación de la primera fase del proyecto comenzó en el 2017 con Cotton Export House Africa (CEHA, por sus siglas en inglés). El objetivo es eventualmente apoyar a 100.000 pequeños productores de algodón, capacitándolos en buenas prácticas agrícolas para ampliar la cosecha y la producción mientras se protege el medioambiente, aumentando así los ingresos de los agricultores y mejorando su calidad de vida.

Históricamente, los productores de algodón de Zambia han tendido a utilizar insumos similares año tras año para el control de parásitos. Esto ha permitido que los parásitos se volvieran resistentes a ciertas fórmulas de insumos, y las pérdidas de cultivos resultantes han llevado a reducciones de cosechas de más del 25 % en los últimos cinco años. El proyecto muestra a los agricultores cómo controlar los parásitos con productos que son más efectivos y menos perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

También anima a los agricultores a proteger la fertilidad del suelo mediante la rotación de cultivos y plantando otras especies, como árboles musangu, frijoles terciopelo y cáñamo.

También hay una dimensión de género en este proyecto, ya que las mujeres constituyen una parte importante de la fuerza laboral en el sector algodonero de Zambia. Al aprender mejores técnicas agrícolas, las mujeres agricultoras ganan confianza, credibilidad y capacidad. Esto a su vez conduce a mayores ingresos y a una mejor oportunidad de ejercer más poder en el sector.

Muchas sinergias deben unirse para crear sustentabilidad en la agricultura, y este proyecto resume cómo LDC se compromete con los pequeños agricultores para alcanzar esa meta.

«Vemos este proyecto como una situación en la que todos se benefician», concluye Eran. «Es bueno para los agricultores, bueno para nosotros y, al apoyar el desarrollo de un sector que es una fuente de crecimiento económico para el país, también será bueno para Zambia».

© 2022 Louis Dreyfus Company